La carrera de Paz Court va en alza, pero no le fue fácil llegar al escalón en el que se encuentra hoy. Desde los 14 años estudió canto, luego composición y arreglos. Fue apadrinada por el bajista Pablo Lecaros, viajó de intercambio a Francia, armó bandas, y trabajó arduamente para lograr su carrera solista. La perseverancia fue clave: “Pienso que al final en esto de la música hay que estar reinventándose y perseverar contra viento y marea” dice. 


pazcourt_foto

Imagen: Pablo Montt

LAS CAÍDAS Y LAS OPORTUNIDADES

Paz integraba la parrilla de artistas del promisorio sello CHV Música, el cual tras dos años de trabajo con músicos nacionales, llegó a su fin. En el también estaban Nano Stern, Consuelo Schuster y Manuel García, entre otros.

Actualmente está sin sello, lo que entre tantas cosas significa que ya no difunden sus videos en la señal abierta del canal. “Mucha gente me conoció por eso. La gente me escribe y me dice ‘te vi y me encantó’, entonces yo sé que significó una difusión potente y un apoyo importante que antes no tenía y que ahora tampoco tengo”.

 

¿Repercute en tu carrera la falta de un sello?

Cuando partí mi carrera solista no tenía sello, traté de hacerla por las mías y todo fue súper difícil. Traté de hacer full autogestión, pero es un camino más duro, entonces cuando llegó CHV no vino a solucionarme todos los problemas, pero si a darme una mano que fue fundamental.Una vez más hay noticias de que un sello cierra, es nuestra realidad, pero al mismo tiempo la música chilena sigue surgiendo, siguen habiendo nuevas bandas. Como que pareciera que no importa lo que pase, aquí queremos hacer música y ya.

Cuando se acabó el sello, sentí una mala sensación de volver a estar sola y más encima ahora con una orquesta. Y en el proyecto de La Orquesta Florida me apoyó mucho el sello, entonces estar sola con la Orquesta se veía como una misión titánica. Pero después del bajón lo veo como “oye, qué suerte tuve y ahora vamos pa’ delante”.

La Orquesta Florida es el nuevo proyecto de Paz Court. La componen once músicos, que juntos crean una atmósfera inigualable que se puede disfrutar en el disco Cómeme Reinventado, publicado en mayo de 2016.

Estás confirmada en el line up de Lollapalooza Chile 2017 ¿Qué relevancia tiene para ti el festival? Vas con la Orquesta Florida, me imagino que el show va a ser en grande.

En realidad estoy súper contenta, y más aún de que sea con la Orquesta, porque es un proyecto súper querido por mí, todavía no cumple un año y creo que vamos a estar aportando algo súper interesante y distinto en en un formato más clásico, acústico e intimista.

A través de todos los comentarios de la gente desde que publiqué que iba a Lollapalooza, me di cuenta que es como una especie de reconocimiento. Creo que es el festival más importante y grande que se hace en Chile, entonces estar ahí significa que estás dentro de los artistas importantes, supongo (ríe), y la gente me ha comentado “Oye Paz, súper merecido, ya era hora”.

Imagen: Pablo Montt

EL ORIGEN

Paz es la menor de cuatro hermanos. Cuando pequeña era una esponja que absorbía las influencias musicales de la familia. Un día sus hermanas llevaron la música de Björk a la casa y para ella fue amor a primera oída. Tenía recién 12 años. 


¿Cómo llegaste a la música de Björk? ¿Qué edad tenías?
Soy la menor de una familia de cuatro hermanos y mis hermanas escuchaban Björk en la casa. Me gustó al tiro, y tuve la suerte de verla en el primer concierto que hizo cuando vino a Chile, en el Teatro Monumental. Fue muy potente verla en vivo y ahí empezó ese amor por su música. Tenía mi pieza plagada de sus fotos. Hoy en día ya no, porque mis gustos son súper diversos, pero la verdad es que fui muy admiradora de ella. 


¿En algún momento pensaste en dedicarte a otra cosa que no fuese la música?

Partí súper chica y el Pablo Lecaros como que me apadrinó y me llevaba a tocar a los clubes y me metió en su proyecto. Empecé temprano a relacionarme en un mundo más profesional, y con gente bacán del entorno del jazz. Creo que eso me alentó a decir “estoy en este camino, me está yendo bien, me gusta y me doy cuenta que puedo”.

En el colegio me iba bien, pensaba que a los 18 podía hacer cualquier cosa, pero el destino me fue juntando con la música y fue como “oye, si no sigo en esto estoy loca”, entonces no sé si hubo tanto que decidir. 


¿Qué recuerdas de tus días de intercambio en Francia el año 2003? ¿Qué fue lo más difícil?

Lo más difícil fue no saber hablar el idioma y no conocer a nadie. Llegué sola y había que aperrar desde cero. Fue una experiencia súper profunda e interesante, y una vez más la música fue un apoyo súper importante, porque fui buscando mi lugarcito allí, a través de la música. Me terminé metiendo a clases y armé una banda. En el fondo la música me hizo sentir cómoda en el lugar donde estaba. Hice amigos y fui construyéndome una vida. 


¿Por qué elegiste Francia?

Mi familia tiene antepasados franceses y mi papá siempre rayó harto con Francia y estaba entre los lugares que yo quería conocer, pero era un intercambio y yo había elegido tres países, pero por cosas del destino terminé en Francia. Ahí fue donde resultó. 


Terminaste aprendiendo el idioma. Un día te escuché en Radio Oasis cantando en un perfecto francés. Mantuviste un vínculo con el país después del intercambio.

De todas maneras. Pienso que cuando uno está en otro país, igual se genera un vínculo fuerte con la cultura. Pa mí fue empezar desde cero y al final con buenos frutos, o sea mi viaje terminó siendo increíble y yo súper feliz. Aprendí francés y fue un proceso intenso que me genera un vínculo de por vida. Tengo amigos allá y he tenido la suerte de volver.

Además los idiomas me encantan y ojalá pudiera saber más. Siempre trato de cantar en distintos idiomas, y la herencia de la música francesa sobre todo en la época que me gusta (de los años 40 y 50) es súper potente e increíble para aprender de ella.

prueba_paz

 

CÓMEME

Ha pertenecido a un sinnúmero de proyectos, entre ellos las bandas Jazzimodo y Tunacola, pero llegó un momento en que Paz comprendió que debía lanzarse sola a la piscina. La carrera solista era algo que ella anhelaba, porque su mente estaba llena de canciones. Letras, melodías y arreglos que querían fluir, pero que no tenían lugar. En 2014 publicó su primer disco llamado Cómeme. 


¿En qué momento decidiste trabajar como solista? ¿Qué o quién influyó en eso?

Yo pienso que las ganas de ser solista se fueron construyendo de a poco en el tiempo, progresivamente, pero sin que me diera cuenta. Soy inquieta creativamente, entonces de repente estaba en Jazzimodo o en Tunacola y siempre se me ocurrían cosas que no encajaban en ninguno de los dos contextos, o sea tendría que haber forzado mucho a las bandas para poder meter esas cosas que yo quería hacer. Definitivamente eran ideas aisladas que se fueron guardando en el tiempo y cuando nos separamos con Jazzimodo, vi la oportunidad y el momento de hacerlo. Esa fue una señal para mí de decir “bueno, se acabó, entonces sigo sola”.

En Tunacola, un proyecto que todavía me gusta mucho, yo no era compositora, entré porque cantaba, y en el disco solo había una canción que compusimos en conjunto con el Richi (Ricardo Luna, voz en Tunacola). Entonces me vino esa necesidad de componer y hacer mi cuento


¿Cómo defines tu música en esta etapa solista más allá de los géneros musicales?

Al menos este disco se ha tratado de amor, alegría, una música positiva, y que ha tenido resultados bien transversales. A mis conciertos llegan niños, guaguas, adultos, y llegan en familia, o con amigos. Se da algo bien lindo y cercano. Yo diría que es música que espera inspirar alegría y energía positiva. Que espera conectar a las personas con su corazón, con sus emociones. 


¿Qué obras o personas inspiran tu veta más visual o teatral?

Una de mis grandes inspiraciones que se remonta a cuando yo era una adolescente es Björk, porque ella me mostró esa dimensión extramusical, o sea Björk más que ser músico es una artista completa que siempre ha tenido una propuesta visual súper potente, y que ayuda a crear un universo propio para generar una experiencia más completa. Y esa ha sido mi apuesta: Tratar de expresar a través de todos los canales y herramientas posibles más allá de la música, y en ese sentido ella abrió esa posibilidad en mi cabeza. 


¿Cómo fue trabajar con Andrés Landon? ¿Por qué decidiste que fuera el productor de “Cómeme”?

Cuando nos separamos con Jazzimodo, justo estábamos en México y llegué a la casa de Landon. Nos conocemos desde que yo tenía 14 años, porque estudiamos en la misma escuela. Entonces en México tuvimos todas las conversaciones atingentes al momento y me aconsejó bastante, fue una de las personas que me incentivó y me dijo “saca tu disco solista, eso es lo que viene ahora”.

Después pasó un tiempo y me puse a componer tranquilamente, y cuando llegó el momento de elegir productor, justo Landon estaba trabajando en eso. Produjo un disco de la Carla Morrison, y a mí me había gustado el trabajo que había hecho, entonces le dije “ya Landon, trabajemos”.

Como es mi amigo, creo que fue la persona ideal para esta primera etapa, porque me conoce en todas mis facetas: cantando jazz a los 14 años, después con Tunacola, y sabiendo mis gustos musicales. Él supo canalizar toda la música y fue un proceso súper lindo donde me ayudó a encontrarme, digo esto porque la carrera solista es una introspección gigante que uno tiene que hacer y un camino largo. Por eso en este momento después de tres años del primer single siento que encontré mi lugar. Todas la ideas, todas las cosas que hicimos con Landon yo las he hecho crecer y las he terminado de llevar, entonces él supo dar un puntapié inicial súper bueno y consistente con la músico que soy, le dio un toque latino al disco que fue un aporte esencial para mí. 


SONIDOS FAVORITOS

¿Qué estás escuchando ahora?

Mis gustos son bien diversos, pero bien cargados a lo acústico, no ando escuchando mucho rock por la vida. Últimamente Devendra Banhart sacó un nuevo disco que estoy escuchando harto. También me gusta Rodrigo Amarante que hace poco vino a Chile. Y bueno, los clásicos de siempre: Nat King Cole, Elvis Presley, Etta James. Tengo una colección de vinilos donde hay puras joyitas.

Por mis alumnos también estoy conociendo música. Un alumno me mostró unas canciones de Planeta No y me gustaron.

¿Qué disco atesoras con tu vida?

Lady in satin de la Billie Holiday. Un disco muy amado por mí.

 

 

PRÓXIMOS EVENTOS – PAZ COURT

4 de octubre –  19:00 horas: Celebración del natalicio de la Violeta Parra en el Centro de Extensión de Balmaceda Arte Joven

22 de octubre: Homenaje a Lucho Gatica en Universidad San Sebastián

6 de noviembre: Rock Carnaza en Valparaíso